Conociendo a María

Tan solo tenias 9 días cuando fui a verte, no querías dormir pero tuviste paciencia conmigo y al final cerraste los ojos, dejándonos disfrutar del sosiego y la paz que tu descansar nos proporcionaba.

“niña dulce y delicada, frágil como el cristal
cierra los ojos y descansa que el día ya se acaba
susurro al oído una dulce canción
arrullando a mi niña dándole calor
duerme niña duerme, hasta que salga el sol”

Todas las imágenes son propiedad de © Carolina Valencia