Consejos para elegir al mejor fotógrafo para tu Boda


Los preparativos para una boda se extienden a una larga lista. Las flores, el restaurante el vestido, la iglesia, el fotógrafo. Pues bien tomemos consciencia de la importancia que tiene el registro fotográfico, pues ser ale recuerdo mas importante a lo largo de vuestras vidas, ya que el resto de detalles se reflejaran en las fotografías que realice el fotógrafo elegido para el evento.

¿y cómo elegir que fotógrafo contratar?

En primer lugar debéis empezar pensando en la importancia que va a tener ese registro en vuestra vida, si vais a contratar el servicio porque es lo que hay que hacer o por el contrario queréis un registro para toda la vida lleno de fotografías que reflejen los recuerdos tan dulces y emotivos como aquel día fue. Si uno de los preparativos mas importantes para vuestra boda es el reportaje fotográfico, si os gusta su trabajo y si se adapta a vuestra personalidad.

“sentiros identificados con el fotógrafo y su trabajo, pues será vuestro guía de la celebración”

Contratando un profesional que te identifiques y conectes, te ayudara a coger la confianza para que el día de tu boda se más relajado y natural, si no es así el registro será forzado y rígido quitándole realidad y emoción al momento.

“diferenciando al fotógrafo que trabaja con pasión y al que apenas lo hace por dinero, os ayudara a elegir el fotógrafo que estáis buscando”

Nos os olvidéis de la calidad del trabajo y su importancia, el tratamiento de color de la imágenes, el tipo de impresión, el diseño y el tratamiento de los álbumes, si el fotógrafo tiene su propio registro sin caer en la monotonía, si el tipo de imágenes está cargada de sentimientos o si tienen frescura y naturalidad al contar la historia de la pareja sin perder los detalles que tanto estuvisteis preparando, son características a tener en cuenta, ya que pueden ayudaros a distinguir a un fotógrafo, de vuestro fotógrafo.

Sin duda una de las características más importantes del día de la boda es el derroche de sentimientos, saber que es un día cargado de emociones y amor, podrá ayudaros en vuestra búsqueda, pues si lo que queréis es recordar con las fotografías de vuestra boda, con el paso del tiempo, como y lo que sentisteis aquel día, debéis buscar un fotógrafo que pueda incluso emocionarse y sonreír al mostraros un trabajo realizado hace tiempo, pues sus fotografías le hacen recordar la historia de aquella pareja

“las imágenes nos cuentan una historia y ésta, será inolvidable si elegís a un fotógrafo que sepa captar el amor y congelarlo a través de su mirada”

Algo que no se os puede pasar por alto a la hora de contratar a un fotógrafo para el registro de vuestra boda es la experiencia y especialización del profesional.

Si “contratáis” a un conocido que os ofrece el trabajo más barato por que no es un profesional, ¿Qué y a quien reclamáis ante un problema? Ser conscientes de que lo que hoy te ahorras, mañana te puede salir muy caro, si esa persona os falla y os quedáis sin registro, no tendréis opción de decir ni hacer nada, simplemente os quedareis sin unas imágenes irrepetibles, problema que podéis evitar si contratáis a un fotógrafo profesional.

Pero incluso seamos más minuciosos en la búsqueda, pues no todo profesional está capacitado para registrar un evento de estas características. Informaros que la cantidad de registros que ha realizado (pues un fotógrafo se empieza a considerar profesional cuando ha realizado al menos 50 registros) y cuanto tiempo de su trabajo dedica a realizar este tipo de eventos, ya que os proporcionara una tranquilidad y una seguridad que no tiene precio, la certeza de que todo saldrá bien será mayor.

La comunicación y la confianza entre los novios y el fotógrafo hace que el trabajo se vuelva más natural, por lo que el fotógrafo debe saber informaros bien sin dejar dudas tanto de los servicios que puede ofreceros como de las condiciones, características y precios de los mismos, evitando así posibles mas entendidos posteriores.

“las cosas claras y el chocolate espeso” como se suele decir

No tengáis miedo en preguntar e informaros de todo lo que se os pueda ocurrir, ya que el fotógrafo no solo tendrá que aclararos las dudas e informaros bien sino que deberá de aconsejaros en muchos detalles del día de la celebración.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es saber si estáis contratando a una empresa de servicios o a una persona, si es un fotógrafo con un equipo de ayudantes o trabaja solo, saber con certeza quién o quiénes van a trabajar con vosotros ese día, puede evitaros sorpresas indeseadas, si trabajáis los detalles del evento con una persona y ese día aparece alguien que no lo conoces, puede provocar rigidez e incomodidad en las imágenes, quitándole sentimiento al registro, por lo que debéis de aseguraros de que tratáis con quien estaréis el día de la boda y saber si, no pudiera acudir al evento, podrá igualmente solucionar el problemas, bien con gente de su equipo si dispone de estas o bien con algún compañero que se acerque a su manera de mirar.

Por último y menos importante no os olvidéis de informaros del producto final, que y como se entregara el fotógrafo, en qué plazo de tiempo y el precio de todo lo que habéis concretado.

Pensar que el precio de un servicio fotográfico indica directamente la calidad del mismo, pues un trabajo considerado caro es la aquel que su calidad no es capaz de explicar su precio.

Recordar que lo que estáis buscando es alguien capaz de contara vuestra historia, y eso es un buen registro fiel a la realidad, no tiene precio, el recuerdo en esas imágenes permanecerá para siempre, de generación en generación.

¿Qué valor sentimental puede tener el álbum de boda de tus padres o el de tus abuelos?